MIRAVALLES - EL REDÍN
Whasapp Enlace
regletas_0.jpg

Miravalles-El Redín

Miravalles-El Redín es un colegio concertado de Pamplona y Centro Preparador de los exámenes oficiales de CambridgeFue fundado por un grupo de padres y educadores en el marco del proyecto educativo de Fomento de Centros de Enseñanza.

Los alumnos de Miravalles-El Redín han obtenido unos excelentes resultados en la última edición del Informe PISA, que los sitúan por encima de los primeros países en el ranking del Informe PISA y de lo que le correspondería por el nivel socioeconómico y cultural de sus familias. Además, figura entre los mejores colegios de España en el ránking 100 Colegios del diario El Mundo.

Nuestro colegio ha recibido el Cambridge English Achievement Award 2015, un galardón de nivel nacional que otorga esta institución a los centros educativos que destacan por la buena preparación de sus alumnos en los exámenes de Cambridge. También está entre los 20 mejores colegios de España para aprender inglés, según el ránking de EF Education First auditado por PriceWaterhouseCoopers (PWC).

Miravalles-El Redín dispone de las siguientes etapas educativas:

Sus principales rasgos son: Educación personalizadaexcelencia educativa e identidad cristiana.

MIravalles-El Redín tiene dos sedes, en Cizur Menor (Sede Miravalles) y en Pamplona (Sede El Redín), bien comunicadas por transporte público.

HISTORIA DEL COLEGIO

(Relato escrito a partir de la conversación con Miguel Sánchez-Ostiz, padre promotor del colegio)

El nacimiento del colegio El Redín estuvo especialmente vinculado a la iniciativa de unos padres preocupados por la educación integral de sus hijos que, impulsados por el mensaje de San Josemaría en sus visitas a Pamplona a principios de los 60, se embarcaron en la aventura de crear un colegio con un proyecto educativo vanguardista. 

El núcleo promotor de la construcción del colegio estuvo formado por Miguel Sánchez-Ostiz, Julio Eugui y Félix Azqueta, quienes comenzaron a buscar terrenos en el centro de la ciudad, pero ante los precios desorbitados se decidieron por construir el colegio en las afueras de la ciudad. 

Aunque el colegio estuvo a punto de construirse en Villava, finalmente se adquirió una parcela en el emplazamiento actual, junto a las murallas de El Redín. 
Diez años más tarde, comenzaría Miravalles en su emplazamiento de Huarte, de la mano de los tres promotores anteriores, más Constancio Núñez y Tomás Franquet.

El núcleo promotor fue extendiéndose paulatinamente a través de las reuniones periódicas que se tenían con otros padres de familia en el bar Alhambra de la céntrica Plaza de la Cruz, hoy sede de un restaurante con el mismo nombre. Allí se logró consolidar un núcleo promotor formado por doce personas y en una de esas reuniones, ante la finalización de las obras, se decidió convocar una reunión multitudinaria en el Hotel Tres Reyes para dar a conocer el proyecto a familias conocidas. 

La reunión supuso un fracaso estrepitoso, ya que a muchos de los asistentes no les convenció el proyecto al observar que no se ofertaban todos los cursos desde el primer año, y que por lo tanto muchos de sus hijos no podían matricularse. 

Tras este primer intento los padres empezaron una serie de reuniones en domicilios particulares con grupos de quince o veinte personas. De estas reuniones la gran mayoría de las familias salían decididos a matricular a sus hijos en el colegio, e incluso alguno llegó a aplaudir la iniciativa emocionado. También en alguna ocasión los promotores casi tuvieron que “salir por piernas”. 

Una vez conseguidas las familias, y ante el inminente comienzo de las clases en septiembre de 1965 en El Redín, se comenzó la búsqueda de un director, que se quería fuera un licenciado universitario, con probada competencia profesional y acorde con el ideario cristiano del colegio. Fruto de esa búsqueda, se incorporó como primer director del colegio el vitoriano Miguel Sancho

En septiembre de 1965 comenzaron las clases en El Redín con 22 alumnos de familias navarras. Al no existir conciertos educativos, algunas de ellas pagaban la escolaridad de sus hijos y las de otros familiares suyos que también habían matriculado a sus hijos en el colegio.

Pamplona fue el primer colegio de Fomento en España con instalaciones de nueva planta y donde surgió el actual nombre de Fomento de Centros de Enseñanza.
En septiembre de 1973 comenzaron las clases en Miravalles en la localidad de Huarte y en septiembre de 2001, la sede de Huarte se trasladó a su ubicación actual en Cizur Menor
Por su parte, El Redín acometió entre los años 2005 y 2012 una remodelación total de sus instalaciones y construyó un nuevo edificio, situado entre el polideportivo y la pista de baloncesto, para el alumnado de 4º de ESO a 2º de Bachillerato.