El APA del colegio Entreolivos se moviliza para atender a las familias ucranianas acogidas en Montequinto

La Asociación de Madres y Padres del colegio Entreolivos se ha movilizado ante la llegada a Sevilla de decenas de familias ucranianas tras el estallido de la guerra. 

En concreto, han puesto en marcha recientemente un voluntariado, de la mano de Cáritas de Montequinto. Consiste en organizar un sábado de convivencia con las familias provenientes de Ucrania.

La mayoría de las familias que han llegado recientemente a nuestra ciudad están compuestas por abuelas y madres con sus hijos. Han dejado en Ucrania a hermanos, maridos e hijos mayores. Incluso los han perdido a causa de este conflicto, por lo que su estancia en nuestro país no deja de ser difícil y dolorosa.

Anterior
Siguiente

Voluntariado a favor de Ucrania en el colegio de Sevilla

Ante esta situación, el APA de Entreolivos ha dado un paso adelante para no sólo prestar su ayuda en la acogida de estas personas. También para brindar su tiempo y acompañar a estas personas en tan compleja situación.

El objetivo de este voluntariado es que cada uno aporte parte de su tiempo y creatividad para hacerles pasar un rato agradable y que puedan disfrutar de un día de ocio en el fin de semana. 

Con tal fin, padres y madres, alumnos y personal del colegio han puesto en marcha diversas actividades: talleres de cocina, pilates, bailes, juegos para niños, circuitos de deporte, manualidades, etc. Todos ellos se han desarrollado durante la jornada del sábado en los jardines del colegio.

La primera cita por el momento ha resultado un éxito, fue sin duda una experiencia enriquecedora para todos, y no será la última.

Una movilización solidaria con Ucrania desde Entreolivos

Durante el curso se han llevado a cabo otras iniciativas como la recogida de alimentos y otros enseres en ambos colegios de la mano de Cooperación Internacional

También el rezo del Rosario por la Paz en Ucrania, los jueves a mediodía, o la jornada de 24 horas de oración en la capilla de Tabladilla.

La movilización sigue activa, la mantienen viva familias comprometidas y solidarias que quieren aportar, aunque sea un granito de arena, en favor de la paz y de las familias.

Compártelo