Colegios de Fomento, Fomento de Centros de Enseñanza, Colegios Bilingües, Mejores colegios, 17   Lo mejor de cada uno
17
LO MEJOR
DE CADA UNO
UN PROYECTO PERSONAL DE MEJORA
Cada ser humano es único, tiene un don que lo
distingue y que puede ofrecer a los demás. Por
ese motivo, quienes trabajan en un colegio de
Fomento, tratan de que cada alumno obtenga lo
mejor de sí mismo.

Fomento se edifica sobre el convencimiento de la dignidad y grandeza de cada persona; por eso, cada colegio quiere ayudar a cada uno a descubrir y desarrollar lo mejor de sí mismo.

Cada alumno es diferente, único, tiene su propio valor, su forma de aprender, su ritmo, su medida a la hora de adquirir conocimiento, aprendizaje, desarrollo, amor, autoestima, felicidad… Educar es una ocasión de ayudar a que se conozca y desarrolle al máximo todas sus capacidades y aptitudes.

Con esta finalidad, Fomento entendió desde siempre que la atención personalizada formaba parte de su tarea educativa. Y que su principal objetivo debía ser ayudar a que cada alumno, de común acuerdo con sus padres y conforme a su edad, fuera descubriendo sus posibilidades, capacidades y actitudes, para desarrollarlas al máximo, procurando al mismo tiempo conocer sus defectos y luchar por evitarlos. Este plan de mejora personal se adapta a cada situación, con el objetivo de ayudar a cada uno a mejorar mediante un proceso de constante aprendizaje personal.

A su definición y a su logro contribuyen directamente las familias, el tutor y el propio alumno. También el resto de profesores, el orientador y, en definitiva, todas las personas que intervienen en la formación. Es difícil que no salga a la luz lo mejor de cada uno cuando tantas personas se empeñan en lograrlo.

EDUCAR ES ADAPTARSE A LAS CUALIDADES DE CADA PERSONA, AYUDÁNDOLE A FORMULAR Y A REALIZAR SU PROYECTO PERSONAL DE VIDA

Colegios de Fomento, Fomento de Centros de Enseñanza, Colegios Bilingües, Mejores colegios, 17   Lo mejor de cada uno

Colegios de Fomento, Fomento de Centros de Enseñanza, Colegios Bilingües, Mejores colegios, 17   Lo mejor de cada uno

Una a una, así era la formación y atención en mi colegio. Nuestras profesoras supieron con paciencia ir sacando lo mejor de nosotras en aquellos años tan tempestuosos, de rebeldía, de libertad y de crecimiento. Una a una, porque todas importábamos. Todas valíamos el esfuerzo de cada profesora, así lo creyeron y ahora no nos queda más remedio que devolver tanta apuesta personal, con nuestro agradecimiento y cariño.»

Sol Ferrán de la Cierva, antigua alumna del Colegio Nelva.

Mi colegio sacó sencillamente lo mejor de mí, aunque solo fui capaz de reconocerlo después.»

Ignacio de Castro Garrido, antiguo alumno del Colegio Peñalba.

Esfuerzo, perseverancia, compromiso, eterna paciencia y dedicación incondicional, son algunas de las virtudes que vienen a mi mente cuando pienso en el trabajo que realizaron las profesoras de Altozano con todas y cada una de nosotras… a nivel docente, espiritual y personal.»

Miri García Juan, antigua alumna y madre del Colegio Altozano.