Los alumnos del colegio Miralvent “piensan infinito” y se divierten con las Matemáticas

¿Quién dijo que trabajar la estadística, la numeración, la lógica o la geometría puede resultar aburrido? A través de los proyectos Piensa Infinito y Matemáticas Divertidas, los alumnos del colegio Miralvent disfrutan desarrollando su razonamiento lógico y matemático.

Piensa Infinito: el proyecto que convierte al alumno en el centro del aprendizaje

A través de la metodología Singapur del proyecto Piensa Infinito, logramos que los alumnos se sientan protagonistas. Ellos son los que descubren los conceptos a través de la manipulación y el diálogo. Para ello, se crean dinámicas donde los alumnos experimentan y desarrollan su faceta social y comunicativa.

En el aula se manipulan materiales sencillos y se organizan juegos dinámicos para que todos los alumnos disfruten de las Matemáticas y formen parte de su vida cotidiana. Cada semana los alumnos trabajan la geometría y las propiedades de los objetos, la medida y las relaciones espacio-temporales, la lógica y la resolución de problemas, las descomposiciones factoriales y las operaciones.

Esta metodología se fundamenta en la escucha y el diálogo. En cada sesión se plantea un problema, se debate en el aula y se estudia la forma de resolverlo. Las diferentes propuestas se ponen en común y el profesor desarrolla la solución correcta.

Así, a lo largo de todo el proceso, se fomenta la imaginación, la participación, el trabajo cooperativo, la agilidad mental y la comunicación oral.

Matemáticas Divertidas: manipulación y creatividad

En Matemáticas Divertidas, impulsado por Fomento, los alumnos de Primaria aprenden con materiales y didácticas como las tarjetas de números primos, la e-BOX, la ‘caja de las ecuaciones’ o el método CLAG (Concreto, Lingüístico, Algebraico y Gráfico).

Cada semana, a través de estos recursos, los alumnos del colegio Miralvent afrontan diversos problemas creando estrategias de cálculo mental. Razonan diferentes formas de abordar un ejercicio y fomentan la creatividad y la flexibilidad mental.  

Los alumnos aprenden a desenvolverse con las Matemáticas de forma razonada, y no mecánica, manipulando materiales que fomentan el análisis de una misma realidad desde distintos puntos de vista.

La e-BOX introduce al alumno en el aprendizaje de las ecuaciones: Cálculo y Álgebra, claves para el estudio de las Matemáticas en Secundaria. Además, estos proyectos se complementan con otras innovaciones en el aula, como Robótica o Ajedrez, integrando el aprendizaje matemático de manera transversal.

.

Compártelo
EmailFacebookTwitterLinkedInWhatsApp