Fomento
Whasapp Enlace

Carta de agradecimiento de un alumno de Monteagudo-Nelva a sus profesores

monteagudo murcia juan monteagudo-nelva josé manuel

Julio 2015

Por su interés, reproducimos la carta publicada en el periódico La Verdad de Murcia por un alumno del Colegio de Fomento Monteagudo-Nelva, en la que expresa su agradecimiento al colegio y a sus profesores.

JOSÉ MANUEL NAVARRO

Ahora que ya ha acabado por completo mi etapa como estudiante del colegio y es oficial la noticia de que soy Premio Extraordinario de Bachiller de la Región de Murcia, quería dirigir desde aquí unas palabras de agradecimiento a mi colegio, pues, como me han enseñado allí, «es de bien nacido el ser agradecido». Ahora mismo es frecuente ver estudiantes que se oponen a la autoridad del profesor (me vienen a la cabeza los trágicos sucesos que acontecieron en un colegio de Cataluña en primavera de este año) y padres rebotados por las calificaciones que le han otorgado los profesores a sus hijos en el instituto o en el colegio. Pero ese no es mi caso.

En el Colegio Monteagudo he aprendido mucho más que verbos irregulares de inglés, declinaciones latinas, temas de historia, autores de literatura, sintaxis, obras de arte, comentarios de mapas de geografía, etcétera. He aprendido muchísimas virtudes que no me valen solamente para ser un buen estudiante, sino que también me están sirviendo para crecer como persona y ser mejor ciudadano. Eso es lo más valioso que me ha dado Monteagudo, algo que no tiene precio con que pagarlo y que sería una necedad no agradecer al colegio.

Quiero dar gracias, por lo tanto, a todo el colegio por el legado tan bueno que me ha dado. Gracias a todos, desde Domingo que, con su sonrisa mañanera a la entrada del parking del colegio, ya te daba motivos para estar contento, hasta don Guillermo, que ha sido siempre un gran referente para toda la Promoción XLI. Por supuesto, gracias también a mis padres, que son, sin lugar a dudas, la pieza clave del éxito académico de este fantástico año y de lo poco bueno que tengo. También debo esto a otras muchas personas (Jovi, Don Josemaría, Juan Guirao, Alberto Juan, Carlos, Nava, Sito, Flo...), pero no acabaría nunca si mencionara a todas.

Quería dar gracias de un modo muy especial a don Pablo Cano, mi profesor de inglés y responsable de que haya sacado un 10 en el examen de inglés de las Pruebas del Premio Extraordinario, y a don Pedro Hernández, gran profesor, amigo y artífice de un 9 en Latín que ni él ni yo ni nadie esperaba. Gracias, porque quizá vuestra labor no es tan reconocida como la de los profesores de otras asignaturas y, sin embargo, han sido de enorme ayuda para mí. Creo que decir simplemente «gracias» se queda corto para definir estos maravillosos doce años de estudiante de Monteagudo.