Fomento
Whasapp Enlace

Chess Challenge: trabajo en equipo al servicio de la innovación

chess challenge lectoescritura psicomotricidad profesoras miravalles-el

Junio 2014

Profesoras de Miravalles-El Redín han puesto en marcha una innovación en Educación Infantil. Se trata del Chess Challenge, una actividad en inglés basada en el tradicional ajedrez, donde el juego es un recurso para desarrollar y potenciar capacidades y destrezas en los alumnos de 4 y 5 años.

Chess Challenge surgió en el curso 2012-2013 tras la puesta en común de propuestas innovadoras para implantar el inglés en Educación Infantil. Las profesoras percibieron los importantes beneficios de la enseñanza del ajedrez a través del inglés en estas edades, y comenzaron a trabajar para hacer realidad el proyecto.

Cabe destacar la participación activa de las familias en el proyecto, ya que incluye una serie de actividades que se pueden realizar desde casa, vía on-line.

Lo que en un principio fue una actividad piloto, se ha completado en el curso 2013-2014 con nuevas ideas para sacar el máximo partido a esta experiencia y desarrollar una óptima programación didáctica. Las profesoras Ana Contín y Beatriz Paternáin han incorporado canciones, juegos e historias con personajes conocidos por los niños para hacerlo aún más atractivo. Además, cuentan historias ayudadas por las láminas de Magic Dragon, la mascota del English Project de Fomento en Infantil, que protagoniza sus clases de inglés.

La metodología que se sigue en esta experiencia está basada en nueve principios didácticos: el principio de actividad, vivencial, lúdico, globalizador, de creatividad, individualidad y educación personalizada, socializador, de normalización y en la teoría del aprendizaje significativo de Ausubel. Principios que a su vez se ven reflejados en el Proyecto Optimist de Educación Infantil empleado en los Colegios de Fomento de Centros de Enseñanza.

Chess Challenge refuerza conceptos trabajados en otras áreas curriculares como matemáticas, lectoescritura, psicomotricidad e inglés: En matemáticas, desarrolla pensamientos lógicos, capacidad de razonamiento, resolución de problemas; en lectoescritura, trabaja movimientos horizontales, verticales, diagonales; en psicomotricidad, mejora la coordinación, la atención, la orientación espacio-temporal; y en inglés ayuda en el empleo de vocabulario y estructuras, y desarrolla la capacidad de pensamiento y la espontaneidad lingüística. A la vez que refuerza múltiples disciplinas fomenta habilidades transversales para el desarrollo integral del niño, como el respeto del turno, la capacidad de escucha, o aprender a ganar y a perder.