Fomento
Whasapp Enlace

Dos profesoras de Fomento, en ABC y La Razón por las innovaciones en Inglés y Matemáticas

artiñano pérez tablas-valverde aldeafuente motivar álgebra

Abril 2014

Ana de Artiñano y Caridad Pérez Calavera, profesoras de los colegios de Fomento Las Tablas-Valverde y Aldeafuente, respectivamente, aparecen en los periódicos ABC y La Razón contando las innovaciones que se están desarrollando en las aulas de Fomento en Inglés y Matemáticas.

Ana de Artiñano: «Un profesor con inquietudes puede experimentar para motivar a sus alumnos»

«Te puedes amoldar a lo que dice el libro y no complicarte lo más mínimo, pero un profesor con inquietudes puede experimentar y promover ideas que motiven a sus alumnos». Esta es la manera de pensar de Ana de Artiñano, una profesora de inglés en el colegio concertado de Fomento Las Tablas-Valverde, de Madrid, que predica con el ejemplo. Ana, que hizo un doctorado en Didáctica de las Lenguas y Literatura y también da clase en la universidad, ha desarrollado con el equipo de la Editora Social y Cultural (ESC) un programa para que los niños aprendan a pronunciar inglés desde la etapa de Infantil, que a su juicio «es la más importante en la adquisición de una lengua».

El proyecto, llamado «Phonics» y que se está implantando en otros centros de Fomento, se diferencia del resto de métodos en que trabaja con alófonos –es decir, con los sonidos–, y no con fonemas, ya que en inglés un solo fonema tiene múltiples formas de pronunciarse. Se trata de un sistema interactivo que funciona con imágenes que van apareciendo en una pizarra digital y se van asociando a los sonidos, que el niño va repitiendo, a coro o de forma individual. No está enfocado a la lectura ni la escritura, ya que considera que «lo primordial es hablar, la comunicación», por lo que se basa en ir reconociendo las palabras, no las letras. «El objetivo es que al final del ciclo de Infantil el niño sea capaz de hablar y se comunique con los demás», explica.

Caridad Pérez Calavera: Cómo motivar al alumno

Razonar un problema nos cuesta «porque las matemáticas tienen un nivel de abstracción grande». Por eso, los colegios de Fomento de Centros de Enseñanza han puesto en marcha un nuevo sistema de aprendizaje que ya desde Infantil trata de hacer divertida la asignatura. «El objetivo es conseguir que conceptos teóricos los hayan manipulado antes. Así, con el proyecto eBox trabajamos el álgebra con cajas y palillos, de manera que cuando los alumnos llegan a cursos superiores ya han "manipulado" el álgebra. Planteamos problemas relacionados con la vida real», explica Caridad Pérez, profesora de Matemáticas del colegio bilingüe Aldeafuente.