Fomento
Whasapp Enlace

El científico Carlos Pobes visita el colegio Sansueña

neutrinos antártida sansueña zaragoza carlos pobes

Noviembre 2013

El pasado miércoles 30 de octubre todas las alumnas de Ciencias para el Mundo Contemporáneo (1ºbachillerato) y las estudiantes de Ciencias de 4º de secundaria del colegio de Fomento Sansueña de Zaragoza  tuvieron la oportunidad de conocer y escuchar al científico español y conocer de primera mano los detalles de una aventura científica que duró un año completo en la Antártida.

Carlos Pobes es un físico aragonés, actualmente investigador del Instituto de Ciencias de Materiales (CSIC-Universidad de Zaragoza), que permaneció un año en la base Amundsen-Scott, a escasos metros del Polo Sur geográfico, trabajando en el mantenimiento del telescopio de neutrinos Icecube. Hasta irse al Polo Sur, trabajó también en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc donde en particular se estudia física de neutrinos y la materia oscura y en la actualidad investiga en el desarrollo de sensores de rayosX para un telescopio espacial. El investigador, el primer español en el IceCube, experimento que involucra a 39 institutos de investigación de 11 países, aterrizó en el Polo Sur en noviembre de 2011. Con una temperatura media de 60 grados bajo cero y con mínimas de hasta 75 grados bajo cero, pasó allí seis meses sin ver el sol y otros seis de día permanentemente.

Durante su exposición en Sansueña nos contó cómo es posible construir un enorme detector de neutrinos bajo el hielo y por qué es tan difícil detectar a estas pequeñísimas y esquivas partículas, así como su interés científico y tecnológico. Y es que los neutrinos son fundamentales para entender cómo funciona el Universo en las escalas más pequeñas, y pueden aportar información fundamental para resolver misterios como el origen de los rayos cósmicos de alta energía o la naturaleza de la materia oscura. También nos explicó cómo se desarrolla la vida en la Antártida. Durante los meses de invierno polar la base queda completamente incomunicada con temperaturas que llegan a descender hasta los -80º C. A las personas que hibernan en la Antártida desde que el último avión abandona la base hasta que las condiciones meteorológicas hacen posible que llegue el siguiente, se les conoce como Winter Over. Nos habló de las condiciones de vida de las personas que trabajan allí tanto en tareas científicas como de mantenimiento: cómo obtienen el agua potable y la energía, cómo se entrenan para resolver posibles emergencias, cómo se organizan, para repartirse las tareas de limpieza, para descansar y hacer deporte … Nos mostró numerosos videos y fotografías de la base y de los alrededores: el blanco apenas manchado por los colores de banderas y uniformes de trabajo es indudablemente el color dominante en el Polo Sur, salvo cuando las auroras australes inundan el cielo con su espectacular policromía. Respondiendo a nuestras preguntas nos contó también sobre el proceso de selección para el puesto de trabajo y así nos explicó que es importante conocer las propias virtudes y defectos para saber con realismo cuánto podemos dar, a la vez confiando en que probablemente siempre podemos hacer más de lo que pensamos.

Desde aquí, queremos dar de nuevo las gracias a Carlos Pobes no sólo por su importante trabajo de investigación sino por el de divulgación científica gracias al cual, los estudiantes aprendemos y disfrutamos enormemente.

Para conocer más sobre la preciosa experiencia de este joven científico español podéis visitar su magnífico blog El día más largo de mi vida premiado por el CPAN.