Fomento
Whasapp Enlace

Proyecto STARTinnova en Torrevelo-Peñalabra

startinnova josé maría luis gutiérrez montañés

Noviembre 2013

Noticia publicada en el Diario Montañés de Cantabria

Los tutores creen que «es un reto extraordinario para que los alumnos demuestren su imaginación y creatividad» al proponer proyectos empresariales

El Colegio Torrevelo-Peñalabra cuenta con una amplia experiencia en concursos educativos. STARTinnova representa otra ocasión excelente para que demuestren sus capacidades y conocimientos. La directora, Lourdes Maldonado, comenta que STARTinnova «se adapta muy bien a la enseñanza personalizada que proponemos en el colegio. Siempre nos marcamos como objetivo docente potenciar las cualidades de nuestros alumnos. Y ahora van a disponer de una gran oportunidad: trasladar a la práctica, en el terreno de los emprendedores, su sobresaliente imaginación y criterios. Estamos convencidos de que será una gran experiencia para ellos y al tiempo también para nosotros, sus responsables educativos».

Miguel Ángel Cujó, subdirector, añade que «la pretensión es sacar a los alumnos de su confort habitual. Queremos que accedan a un mundo desconocido para ellos, y que asuman el reto del concurso. En suma, de lo nuevo. Participar será muy provechoso para su formación. Estamos plenamente convencidos».

Los tutores de los alumnos son Ana Aláez, José Manuel Pila, Mery Finbow, María Picallo, Ángeles de la Hoz y Alejandro Moreno. Para Ana, STARTinnova «dará cauce a la creatividad e ingenio de los alumnos, que ya son hábiles usuarios de las nuevas tecnologías. Seguro que cada grupo aportará muy buenas ideas». José Manuel considera que «el emprendimiento es empezar algo y acabarlo. Y sólo aprende aquel que se equivoca. Todo es un permanente aprendizaje en el día a día. El concurso será, pues, algo profundamente positivo e inolvidable para nuestros magníficos estudiantes».

Según Mery, «el proyecto es novedoso. Me gusta porque establece relaciones a fondo entre el cole y el mundo real. Y, además, porque fomentará las relaciones interpersonales de los concursantes al expresar opiniones, contrastar planteamientos y desarrollar su personalidad». María subraya que «los chicos y chicas van a comprobar una vez más que para conseguir algo, para alcanzar un objetivo concreto, hay que estudiar y trabajar a fondo durante muchos días. Si no, es imposible conquistar nada importante».

Ángeles espera que STARTinnova «sirva para que cuanto aprenden los alumnos en el centro adquiera su plasmación práctica, efectiva en la sociedad. Y, en paralelo, para que todos se impliquen en los problemas e inquietudes que la afectan de forma constante. Es decir, que no sean simplemente espectadores de cuanto sucede ante sus ojos».

Por su parte, Alejandro Moreno se centra en la importancia que tiene, en un contexto de notable competencia, «diferenciarse de los demás, demostrar una línea propia. Nuestros estudiantes deberán ser distintos, ya que con sus proyectos se dirigirán a un público heterogéneo. Hacerlo les otorgará madurez, lo que se traducirá en crecimiento interior».

Los alumnos suscriben los argumentos de sus educadores. Para Elena Vela, «el concurso nos va a enseñar cómo funciona el mundo laboral, que queremos conocer con mucho detalle». María Íñigo matiza que «también es importante participar, pues lo podremos añadir al curriculum; a nuestra edad, todas las experiencias nos aportan mucho». José Luis García señala que, «además de vivir la competición, lo que queremos es. ¡ganar el concurso! Así de claro. Con esas ganas participamos». Su compañero Sergio Delgado reconoce que a través de STARTinnova espera «conocer cómo es realmente la estructura de una empresa y de qué modo debe ser planificada para que resulte eficaz y rentable».

Los protagonistas