TABLADILLA
Whasapp Enlace

Convivencia de los alumnos de 4º de ESO

torreciudad manuel alva josé jesús zaragoza - t11.jpg

Noviembre 2014

Capitaneados por D. Manuel Alva, D. Juan Luis Luján, D. José María Molina, D. Francisco González , D. Jesús Pérez y el capellán del colegio, D. José María Quintana, partimos el viernes a 21:30 desde el colegio, guiados por nuestros conductores Miguel y Jesús, preparados para pasar la noche de camino a Torreciudad. Los padres nos despidieron con mucho cariño y animándonos a que disfrutáramos mucho.

Tras una noche de charla y descanso en el autobús, llegamos a las nueve de la mañana a Zaragoza, donde visitamos a la Virgen del Pilar en su Basílica. Estaban preparando la festividad del Pilar, por lo que la Basílica estaba muy engalanada. Tras un paseo matutino por Zaragoza, nos encaminamos a Torreciudad. Llegamos al Poblado eso 14:00 y comimos todos juntos. A continuación, reparto de habitaciones y un poco de descanso y tiempo libre. A eso de las 4 de la tarde, tuvimos la primera reunión de avisos, rezamos el rosario y celebramos la Santa Misa. Al finalizar la misma, tomamos nuestra merecida merienda y formamos los equipos de fútbol para la Maratón de fútbol. El ambiente era formidable, ya descansados del viaje y con tantos compañeros de clase. Todo eran buenos momentos. A las siete de la tarde, comenzó la tan esperada fase previa de la competición, con 9 equipos, donde cada uno demostró de lo que es capaz en el terreno de juego. A las nueve, cenamos todos juntos, reponiendo fuerzas para participar en la fase final en la que sólo 4 de los equipos pudieron llegar. La gran final tuvo lugar en el campo principal a las once de la noche y con una gran expectación. A partir de las once y media, ducha de relax y todos a descansar hasta el día siguiente.

Ya el miércoles por la mañana, tras un buen desayuno, nos fuimos a hacer rafting (descargar FOTOS). Una auténtica pasada. Tuvimos dos turnos de 35 personas en cada uno. Es por ello, que volvimos al poblado a eso de las 4 de la tarde para el almuerzo. Seguidamente, nos arreglamos y visitamos el Santuario de Torreciudad. Vimos una proyección de un vídeo de los inicios del Santuario, iniciativa de San Josemaría Escrivá de Balaguer y estuvimos haciendo un rato de Oración. También pudimos rezar ante el Cristo de bronce que hay en el Santuario. Cada uno pedimos por nuestras familias y por las necesidades de cada uno. Muchos nos confesamos mientras íbamos rezando el Santo Rosario en la capilla de la Virgen de Guadalupe. A las siete y media de la tarde, volvimos al poblado para celebrar la Santa Misa de la tarde que celebró Don Josemaría. Tras la Santa Misa, cenamos y nos pusimos ropa de deporte para jugar a fútbol hasta las doce y media de la noche. A continuación, ducha y tras un día inolvidable, acabamos rendidos hasta el día siguiente.

El jueves a las 9 de la mañana fuimos a visitar, con más tiempo, el Santuario. Esta vez visitamos la ermita antigua que existía antes de que se levantara el actual Santuario. Fue allí donde todos juntos rezamos el Santo Rosario. Observamos al espectacular vía crucis y tuvimos un rato de oración y meditación personal. A continuación, fuimos a un embalse cercano para disfrutar de unas canoas. Fue una tarde muy buena y entretenida. A las dos y media de la tarde, volvimos hacia el poblado, donde nos esperaba nuestro apetitoso almuerzo. Acto seguido, tuvimos una charla de formación impartida por D. Manuel Alva. Seguidamente, tarde de actividades deportivas. Algunos disfrutamos del pádel, otros del baloncesto y la inmensa mayoría volvieron a tener otra nueva y expectante maratón de fútbol-7. Tras la final, celebrada a las siete y media de la tarde, celebramos la Santa Misa. Tras la celebración, cenamos y tuvimos una gran tertulia que se alargó hasta las diez de la noche, donde todos participamos activamente en ella. Tras ella, preparación de las maletas y silencio absoluto para descansar. Nos esperaba un largo viaje de vuelta.

El viernes tuvimos Misa a las siete de la mañana. El camino a casa fue sin problemas, con intervenciones al micrófono del autobús de unos y otros hasta el Colegio. Allí estaban los padres esperándonos, y todos los alumnos muy cansados de camino a casa. Fue realmente una gran experiencia que no olvidaremos y que nos ayudó a cada uno a mejorar en muchos aspectos y a prepararnos más para recibir el Sacramento de la Confirmación.

t1 t7 t6 t5 t4 t3 t2