Chess day 2023 en el Colegio Miravalles- El Redín: ¡Jaque mate en familia!

Recientemente, en el colegio Miravalles-El Redín de Pamplona, se ha celebrado Chess Day. Se trata de un evento organizado en los colegios de Fomento en el que los alumnos de 3º de Infantil ponen en práctica, ante sus padres, los conocimientos adquiridos en Chess project: el proyecto de innovación de ajedrez en inglés para Infantil.

Proyecto de Ajedrez en el colegio Miravalles-El Redín

Con el proyecto de ajedrez, que se enmarca en el área de Matemáticas Divertidas, nuestros alumnos y alumnas, desde los cuatro años, desarrollan destrezas específicas como: la atención, la orientación espacial, la estrategia, la memoria y el pensamiento lógico-matemático. De esta forma, este juego se convierte en una valiosa herramienta pedagógica que ayuda a mejorar el grado de autonomía, la confianza en uno mismo, la comprensión de las normas y la disposición para jugar con todos.

Mucho más que un juego

El ajedrez, con siglos de historia, es deporte, competición, estrategia y, en palabras del gran maestro del ajedrez José Raúl Capablanca, un juego que tiene “mucho de ciencia y algo de arte”. 

El aspecto artístico quedó patente en el Chess Day, ya que el gran tablero de ajedrez de Infantil, con sus escaques negros y blancos, adquirió un carácter verdaderamente singular. 

Los peones, alfiles, caballos, reyes, reinas y torres eran movidos por los niños y niñas de cada clase de Infantil, ante la mirada atenta de sus padres, mientras representaban, en inglés, una obra de teatro inspirada en el juego del ajedrez. De esta manera, además, los alumnos evidenciaron sus dotes de oratoria en inglés. Posteriormente, los niños realizaron varias jugadas, demostrando, ante el asombro de sus padres, el dominio de las reglas del juego.

Y no solo el arte, también la gastronomía tuvo su momento en el Chess Day, ya que el evento tuvo como broche final una entrañable merienda al más puro estilo ajedrez: los manteles de damero, la vajilla, las galletas y hasta el mismo chocolate no podían ser de otros colores más que blanco y negro.  En el Chess day, durante unas horas, el colegio se convirtió en un gran tablero de juego en el que, juntos, padres, alumnos y profesores participaron en la extraordinaria ciencia y grandioso arte de aprender jugando. 

Compártelo